Respiración de los Chakras

(Chakra breathing)      


Primera fase: 45 minutos

De pie, con los pies separados a la altura de los hombros, deja tu cuerpo suelto y relajado. Cierra los ojos y con la boca abierta respira profunda y rápidamente en el primer chakra. Imagina que el aire que inhalas llega hasta la pelvis en la zona donde se encuentra el primer chakra. Exhala rápidamente.       


Respira en el primer chakra hasta que oigas una campanilla; la señal para  empezar a respirar en el segundo chakra. Cada vez que oigas una campanilla, cambia tu respiración al siguiente chakra. A medida que vayas pasando de chakra a chakra, tu respiración ha de ir haciéndose más rápida de manera que en el séptimo chakra i
nhales aproximadamente el doble de veces  que en el primero. Mientras respiras, puedes moverte, agitarte, , encogerte, estirarte, o hacer cualquier ligero movimiento que te facilite la respiración, pero los pies deben permanecer siempre en el mismo lugar.

Deja que tus articulaciones, tus pies, tus rodillas y tus caderas sean como un muelle de modo que en cuanto empieces a respirar y a mover el cuerpo, dicho movimiento sea continuo y fácil. Presta atención principalmente a las sensaciones de los chakras, en vez de fijarte en tu respiración o en tus movimientos.       

Después del séptimo chakra, oirás tres campanillas. Entonces deja que tu respiración inicie el recorrido de vuelta  y, lentamente, ve bajando a través de los siete chakras hasta volver al primero. Deja que tu energía fluya por sí misma de manera que incluya todo el espectro de la energía de los chakras, desde el séptimo al primero como los siete colores mezclándose en un arco iris. Dispones de aproximadamente dos minutos para regresar al primer chakra. Tú eliges cuánto tiempo respiras en cada chakra.          

Después de terminar esta serie, quédate unos momentos en silencio antes de empezar la siguiente. Hay que repetir la respiración ascendente y descendente un total de tres veces.         


Si al principio no sientes la energía de tus chakras, simplemente respira en el área dónde se encuentran. Recuerda no forzar la respiración, sino que más bien permite que tu respiración y tu movimiento sean como un puente que te conduzca a las sensaciones y cualidades de la energía de cada chakra. Volverse sensible a las diferentes cualidades de cada chakra no se logra mediante el esfuerzo, sino a través de la presencia y la paciencia.

 

Segunda fase: 15 minutos  

Después de la tercera serie ascendente-descendente, siéntate relajado y en silencio con lo ojos cerrados. No te centres en nada en particular. Mantente como presenciador de cualquier cosa esté pasando, sin enjuiciarla.

 


Ver páginas TIENDA para el pedido 
 


Meditations