Giberish


Al igual que la Meditación Dinámica, el Giberish es una técnica profundamente catártica. Se dice que fue empleada por primera vez hace cientos de años por un místico sufrí llamado Gibere. Osho la ha actualizado para su utilización hoy.

Hay dos variantes: La más antigua (También de Osho)  es ésta:

PRIMERA:

O bien sólo, o bien en un grupo, cierra tus ojos y empieza a emitir sonidos sin ningún sentido. Durante quince minutos sumérgete completamente en el giberish. Permite expresar todo aquello que necesite, en ti, ser expresado. Expúlsalo todo. La mente piensa siempre en términos de palabras. El giberish ayuda a romper esta pauta de verbalización continua. Sin reprimir tus pensamientos, puedes expulsarlos con el giberish. Deja que tu cuerpo también se exprese.

Luego, durante quince minutos, túmbate sobre tu estómago y siente tu fusión con la madre Tierra. Con cada exhalación, siente como te fundes con el suelo debajo de ti.

Si se hace en el exterior, existe una ligera variación. Más que cerrar tus ojos, déjalos abiertos y expulsa tu giberish hacia el cielo. No te focalices sobre nada. Simplemente mira profundamente al cielo y expulsa todo lo que haya en tu interior. Empieza estando sentado, pero luego, si quieres levantarte o tumbarte o moverte, deja a tu cuerpo que lo haga.

En la segunda parte de quince minutos, siéntate o túmbate de espaldas y mira al cielo. Siente como si te estuvieras fundiendo con el cielo.

SEGUNDA:

Primera Etapa: Gibberish

 

O bien sólo, o bien en un grupo, cierra tus ojos y empieza a emitir sonidos sin ningún sentido. Durante quince minutos sumérgete completamente en el giberish. Permite expresar todo aquello que necesite, en ti, ser expresado. Expúlsalo todo. La mente piensa siempre en términos de palabras. El giberish ayuda a romper esta pauta de verbalización continua. Sin reprimir tus pensamientos, puedes expulsarlos con el giberish. Deja que tu cuerpo también se exprese.



 

Segunda Etapa: Moviéndose hacia Adentro


Después de algunos minutos de Gibberish, hay un golpe de tambor, en este punto termina el Gibberish. La voz de Osho guía al que escucha a espacios profundos de silencio, quietud y relajación, diciendo por ejemplo, "Sé silencioso, cierra tus ojos... sin movimiento del cuerpo - siéntete congelado. Ve hacia adentro, profundo y profundo, como una flecha. Penetra todas las capas y golpea el centro de tu existencia."


 


Tercera Etapa: Soltarse

Otro golpe del tambor y, durante quince minutos, túmbate sobre tu estómago y siente tu fusión con la madre Tierra. Con cada exhalación, siente como te fundes con el suelo debajo de ti.




 Cuarta Etapa: Regresar


Al último golpe del tambor, la voz de Osho nos guía de regreso a la posición sentada, recordándonos de traer la vislumbre de silencio conciente que tuvimos a todas las actividades diarias.



 

Aquí tienes una muestra de meditación la (14 mins)


Recuerda el primer paso en meditación es Gibberish. Gibberish simplemente significa botar afuera toda tu locura que está amontonada en tu mente desde hace muchos siglos. A medida que la botas afuera encontrarás que estas más suave, volviéndote más vivo, sólo en dos minutos.

Te sorprenderás que cuando Nivedano (el baterista) da su segundo golpe, para entrar en silencio, entra en silencio tan profundo como nunca lo has hecho anteriormente. Estos dos minutos han limpiado la vía. De hecho en estos dos minutos, si tu pones tu energía totalmente... entre más pones en ella, más profundo será el silencio.

Cualquier niño puede hacer Gibberish, no se necesita ningún entrenamiento. Desde el primer momento tu estas casi entrenado. Gibberish no necesita entrenamiento, la risa tampoco necesita entrenamiento. Si tu haces Gibberish estas limpiando tu mente de toda clase de polvo que se ha ido acumulando. A medida que la mente se va volviendo silenciosa... no hay otro lugar que ir sino hacia adentro. Todas las vías se han olvidado; Solo permanece una vía de trafico.

Sólo por uno o dos días dudaras de ir tanto hacia adentro. ¿Quién sabe si tu serás capaz de volver o no? Es un juego, un ejercicio alegre. No hay nada de que preocuparte, puedes ir tan profundo como quieras... hablando Chino sin saber Chino, sin saber que estas diciendo pero diciéndolo muy enfáticamente, sin importante quien está oyendo... Nadie te esta escuchando, así puedes decir todo lo que quieras, no vas a ofender a nadie. Allí no hay nadie más que tú.

Esto te volverá más sano de lo que nunca habias sido, porque has botado mucha basura que tenias guardada. Tu crees que tu Gibberish viene del cielo? !Tu estas cargando toda esta basura, Bótala! Hazlo totalmente, entusiásticamente. No te importe si es Árabe, Hebreo o Chino; se te es permitido hablar cualquier idioma que no sepas, porque la lengua que tu sabes no traerá tu sin sentido afuera, será muy gramatical. El significado no se requiere para nada. Sólo por dos minutos date la oportunidad de existir sin significado. Te impactará inmensamente el saber que solo en dos minutos te has convertido tan liviano, listo para entrar en silencio."

Osho: El Milagro, #2


Meditations