Laughing Crying La Rosa Mística 
 
 
Osho:

La Rosa Mística simboliza el que si un hombre cuida la semilla con la que nace, le proporciona el sustento adecuado, le aporta la atmósfera y las vibraciones apropiadas, camina por el sendero correcto en el que la semilla pueda empezar a crecer, entonces el cerecimiento supremo e ssimbolizado como la Rosa Mística, cuando tu ser florece y abre todos sus pétalos y libera su hermosa fragancia.

He creado una nueva terapia meditativa. La primera parte será la risa. Durante tres horas la gente reirá sin motivo alguno. Al escarbar en tu ser durante tres horas te sorprenderás de ver cuantas capas de polvo has acumulado. Esto las cortará como una espada, de un tajo. Durante siete días consecutivos, tres horas cada día ... no puedes ni imaginar cuanta transformación puede suceder a tu ser .

Y luego la segunda parte son las lágrimas. La primera parte aparta todo aquello que impide tus lágrimas, todas las inhibiciones de la Humanidad del pasado, todas las represiones. Las separa y aporta un nuevo espacio en tu interior. Pero aún has de caminar unos pasos más para llegar al templo de tu ser porque has estado reprimiendo demasiada tristeza, demasiado desespero, tanta ansiedad, tantas lágrimas. Todo está ahí, cubriendo y destruyendo tu belleza, tu gracia , tu alegría.

WitnessingLa idea mogol era que , y estoy de acuerdo con ella, que vida tras vida vas acumulando; se va conviertiendo en una dura coraza de dolor. Esas heridas y cicatrices se han ido acumulando durante muchas vidas. No son parte del cuerpo; rodean la consciencia que ha de ser liberada. Por eso es que todos los santos y todos los sabios siempre te han estado diciendo, gritando, "¡Ve hacia tu interior!" Tu oyes, pero no no lo haces. Hay una razón por la que no lo haces. sabes que al ir hacia tu interior te encontrarás con dolor; al ir hacia adentro te encontrarás con miseria, con sufrimiento, con agonía. es mejor quedarse afuera, ocupado, entretenido.

Por esto, durante siete días déjate a ti mismo llorar, sollozar sin ningún motivo. Las lágrimas están a punto. has estado impidiendo que afloren. Deja de reprimirlas.

Finalmente la tercera parte es mantenerse como testigo. El Observador desde la Colina.

Después de la risa y de las lágrimas, solamente queda un observante silencio. El permanecer como observador es en sí mismo automáticamente supresivo. El llorar se detiene cuando lo observas, se duerme. Esta meditación libera a uno de la risa y de las lágrimas desde un principio, de forma que no queda nada que suprimir en tu observar. Entonces el observar simplemente abre un cielo puro.

Extracto de YAA-HOO! The Mystic Rose